Continuando con las entradas anteriores, os hacemos una nueva entrega de las 20 reglas para crear un buen diseño de Timothy Samara. Todas estas normas son ciertas, se aplican y ayudan a diseñar. Pero, como decíamos al principio, las normas hay que conocerlas para saltárselas, así que lo mejor de todo es la regla número 21: Confía en un diseñador profesional que haga que tu objetivo en comunicación se cumpla. Estas reglas te ayudarán a distinguir, a elegir y a apreciar lo que un buen diseño puede hacer por ti.

13. “Distribuye  la luz y la oscuridad como fuegos artificiales o un amanecer”. Sé expresivo y ayúdate de la luz para componer, para crear “ambientes” únicos (imagen 1).

14. “Sé contundente: hazlo a conciencia o no lo hagas”. Sé claro y conciso, sé fiel al concepto y a la estrategia, y síguelos hasta su última consecuencia. Así el mensaje llegará mucho más claramente, como en el caso del folleto que te mostramos (imagen 2), cuyo hilo conductor era un viaje en el metro de la innovación.

15. “Mide con los ojos: el diseño es visual”. La geometría no siempre es la respuesta: piensa en cómo te verán y actúa en consecuencia. Como los cuberos aquí no pintan nada, fíate del ojo del buen diseñador (imagen 3). El diseño es orgánico, no lo olvides.

16. “No rapiñes las imágenes, créalas”. Los stocks están muy bien, pero sé creativo, cambia, procesa, experimenta (imagen 4).

17. “Ignora las modas”. Especialmente en aquéllas piezas que deban perdurar en el tiempo (logotipos, etc.). Y al contrario, arriésgate cuando busques un impacto rápido y que no deba ser actual durante mucho tiempo, pero sin pasarte. En este caso (imagen 5) se optó por líneas gráficas límpias, clásicas, que permitieran a la identidad visual pervivir durante mucho tiempo.

18. “¡Muévelo! Estático es igual a aburrido”. Cuando algo es aburrido ¿por qué va a leerse? Recuerda: nos dedicarán poco tiempo, así que aprovéchalo (imagen 6).

19. “Busca en la historia, pero no la repitas”. Usar un contexto de una época pasada determinada puede ayudar a dotar de significado al mensaje y hacerlo más recordable. Lo “retro” en muchas ocasiones transmite significado y, por tanto, es comunicativamente útil. En el caso del ejemplo (imagen 7), buscamos contextualizar el momento histórico del autor sobre el que versaban las jornadas.

20. “La simetría es el mayor de todos los males”. Desde nuestro punto de vista, es un poco exagerado, pero viene a decir que lo simétrico es predecible, y lo predecible es susceptible de pasar desapercibido. Todo lo que se salga de una estructura simétrica llamará la atención (imagen 8).


Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies