El día a día nos supera. Sabemos que haces bien lo que haces. Sabes lo que te traes entre manos, pero ¿convences a los demás cuando les trasladas tu trabajo? El diseño para presentaciones puede ayudarte no sólo a dar lo mejor de ti, sino a que los demás lo perciban. En nuestro post de hoy te contamos los mejores trucos y recursos (gratuitos) para que enamores con tus presentaciones. ¿Te animas?

 

Diseño para presentaciones: empecemos de cero

Para empezar, partimos de la base de que tienes un contenido estupendo, que has elaborado con todo tu esfuerzo. Lo primero que deberías hacer es leerlo con detenimiento y pensar qué tipo de elementos pueden ayudar a que se entienda mejor. El diseño para presentaciones debe poner en valor el contenido, no al contrario.

Es como si vemos el pastel más bonito del mundo pero al probarlo está salado (o Dios mío, qué hemos hecho: ¡hemos usado sal en lugar de azúcar!). Puag, ¡Esto no hay quien se lo trague! Ni el diseño más bonito del mundo podrá salvar a un contenido poco trabajado. Tu contenido es una tarta que está buenísima. Tú sabes que el que la pruebe caerá rendido ante tus habilidades culinarias. Pero no sabes cómo decorarla. Pues bien: hagámoslo.

Leyendo el contenido, hay varios elementos que seguro que puedes utilizar: iconos, imágenes, infografías, gráficos, tipografías (¡ojo! esto ya es nivel experto). ¿Pero yo de dónde saco todo esto? Ahí entramos nosotros. Estamos a punto de revelarte nuestros secretos más íntimos. Sólo te pedimos una cosa: que seas un cotilla y lo compartas con todo el mundo 😉

¿Estás listo? Allá vamos.

¿Un poco de inspiración?

¿Estás bloqueado y no sabes por dónde empezar? Te recomendamos que veas cómo lo hicieron otros. Pero no para copiar, no. Sino para aprender el proceso. ¿O crees que el mejor director de cine lo es sin haber visto primero cientos de películas? El diseño para presentaciones es igual. Pues eso, a aprender de lo bueno (y de lo malo) que hacen los demás.

En este punto, podéis acudir a sitios como Behance, donde encontrarás proyectos (también presentaciones) de montones talentos gráficos de todo el mundo. También la web designinspiration.net, e incluso Pinterest. En todos estos sitios podrás localizar montones de presentaciones que te ayudarán a inspirarte. Y si crees que esto te viene grande, o no tienes tiempo, en la web graphicriver (de Evanto Market) tienes cientos de plantillas completísimas para Keynote, PowerPoint y Google Slides, con una buenísima calidad gráfica y por precios más que razonables.

Pero, oye, si eres como Juan Palomo y dices que este guiso te lo apañas tú, no te pierdas lo que te contamos a continuación.

Iconos

De los creadores de Freepik llega flaticon: todos los iconos que puedas imaginar perfectamente clasificados para su uso bajo licencia Creative Commons. Pero eso no es todo. Además dispone de un plug-in para Photoshop con el que podrás incorporar los iconos de una forma muy cómoda a tus diseños.

¿Qué? ¿Que no usas Photoshop? ¿Lo más parecido que tienes es una caja de plastidecores y una libreta? ¡Que no cunda el pánico! Te contamos cómo usarlos en PowerPoint (aunque lo negaremos ante un tribunal llegado el caso). Busca, elige y descarga el icono con fondo transparente (.png). Podrás cambiar el color con PowerPoint en la opción Formato de foto > Color.

También se pueden elegir múltiples iconos y descargarlos todos de una sola vez con el botón de ‘My icons’ (arriba a la derecha).  Y, por supuesto, lo que lo hace tan interesante a flaticon, es que todos los iconos están disponibles en varios formatos, incluyendo los vectoriales.

 

Imágenes

Una vez superado el tema de los iconos, ahora toca pelearse con las imágenes. Hoy en día es posible encontrar multitud de bancos de fotografía bajo licencia Creative Commons.  Podríamos ponértelos todos aquí, pero en epymeonline ya lo han hecho por nosotros en este magnífico post, donde además nos explican los tipos de licencia que afecta a cada uno. De todos ellos, nuestro favorito es unplash, por calidad fotográfica, cantidad de imágenes y por el tipo de licencia CC0, que significa que se pueden usar con finalidad personal y comercial sin limitaciones.

 

Gráficos e infografías

Las infografías y los gráficos te permitirán explicar de una forma más sintética y atractiva una información que, por difícil o por extensa, en texto se hace poco digerible. Como no podía ser menos, Internet está repleto de webs que permiten crear infográficos más que dignos: infogr.ameasel.ly, venngage.compiktochart.com… Y lo mejor es que son todos gratuitos. Pero si os tenemos que decir cuál os recomendaríamos, sería una que no sólo puede utilizarse para este fin. Se trata de Canva. Con Canva es posible crear multitud de imágenes, en muchos formatos diferentes. Y por supuestos gráficos e infografías. Realmente es muy, muy útil.

 

Tipografías

Y con las tipografías va una advertencia: manipular con cuidado. La elección tipográfica es de las cuestiones más difíciles, y más críticas, en el diseño para presentaciones (y para cualquier cosa). A priori te damos algunos consejos:

  • No uses más de dos (una para títulos y otra para cuerpos de texto).
  • Que sean muy legibles.
  • NO uses Comic Sans. Créenos: no queda bien.
  • Huye de tipografías con demasiado “dibujo” (en un cartel pueden quedar bien, pero estamos intentando que los demás lean nuestra presentación).
  • Si no sabes, mejor no lo intentes. Esto es como los antibióticos. Sólo con prescripción médica.

Hay mucha información en Internet sobre tipografías, convendría que le echaras un ojo. Si ya eres un usuario nivel experto, probablemente conozcas algunos sitios para descargar tipografías gratuitas. Nosotros te recomendamos dafont. Y también puedes acudir a Google fonts, que pone a tu disposición su catálogo tipográfico de licencia abierta.

 

…Y ahora lo mezclamos

Ha llegado el momento de cocinar los elementos. Te recomendamos que utilices una herramienta con la que te sientas cómodo para que el proceso de edición no sea una locura: PowerPoint, Keynote, Google Slides, Indesign (si todo lo demás ya lo tienes superado)…

Utiliza un formato de página panorámico pues la mayoría de las pantallas ya tienen esta proporción, por lo que tu presentación se verá mejor y aprovecharás mejor el espacio. Lee esto si necesitas algunos consejos sobre cómo llevar a cabo un buen diseño.

¿Ya has acabado? Expórtalo

¿Ya tienes una presentación estupenda y el mundo nunca lo sabrá por no saber exportarlo al formato más apropiado? Te recomendamos que, una vez terminada, exportes tu presentación a pdf. Así, si cambias de equipo no tendrás problemas de compatibilidad de las tipografías, pesará menos el archivo, lo podrás mandar por email y protegerás el contenido para que nadie lo cambie. Una vez exportado, si necesitas alguna edición más concreta que la versión reader de Acrobat no te permite, siempre puedes recurrir a un conversor online como smallpdf.com. Con él podrás dividir pdfs, convertirlos en JPEG, Excel, Word y PPT. También reducir su peso, o añadir opciones de seguridad. Cualquier cosa que se puede hacer en Acrobat Pro.

Y con todo esto ya te habrás convertido en un experto en diseño para presentaciones. Ya sabes, no tienes que guardarnos el secreto. ¡Compártelo! Y si tienes algún truco que te funcione, no dudes en contárnoslo. Esperamos que te haya sido de utilidad. Ahora a triunfar con tu presentación.

 

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies