móvil-offline-glassTener un móvil con conexión a Internet. ¿Quién iba a pensarlo? Aunque nos ha abierto las puertas al mundo del 2.0 las 24 horas, más que ser útil es un estorbo a veces. Por ejemplo, cuando nos vemos en el mundo real con otra persona. Desconectar parece imposible, al menos hasta ahora. Un nuevo invento, que convierte al móvil en un posavasos, nos garantiza al 100% que nos prestarán atención en el cara a cara.

Cuando quedamos con alguien, la buena intención siempre está ahí. No obstante, tarde o temprano, el dichoso móvil sale dejándonos en un segundo plano. ¿Acaso no lo estamos pasando bien? ¿Tan aburrido resulto? ¿Qué necesidad hay? Imposible, estamos tan enganchados a nuestra vida online que nos cuesta renunciar a ella. Cualquier pausa en la conversación es un buen momento para ver si nos reclaman en nuestra otra vida. ¿Me habrán mencionado en Twitter, tendrá algún “me gusta” la foto que acabo de subir con los amigos con los que estoy ahora?

Ya son varias las propuestas que han surgido reivindicando el valor de las relaciones en la vida real, como por ejemplo aquella que hacía pagar la comida a quien primero mirase el móvil. A ella habría que añadir una recién salida del horno. Se trata del “offline glass”, un vaso especialmente diseñado para que sólo pueda ser estable si se apoya en el móvil.

Esta original idea ha sido planteada por el bar brasileño Salve Jorge y la agencia Fischer&Friends. Gracias a ella, se podrán retomar con total normalidad las relaciones sociales de toda la vida, ya que la inestabilidad del vaso anula completamente el uso del teléfono móvil. La cuestión ahora es: ¿quién estaría dispuesto a utilizarlo como posavasos?

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies