Siempre nos preguntamos qué impresión tendrá de nuestra ciudad aquella persona que viene de fuera. No importa si por vacaciones, trabajo, estudios o por un tiempo indefinido. En el caso de Sevilla, muy probablemente abril es el mes que más deja entrever cómo es la ciudad, sus costumbres, su gente y su tiempo, por qué no. En estos momentos, Anagrama Comunicación tiene representación internacional: dos chicas nos acompañan en periodo de prácticas. Ellas son Brenda y Wendy, y vienen de México y Francia, respectivamente. Así que no nos hemos podido resistir: les hemos pedido que nos den su visión sobre #AbrilenSevilla porque, evidentemente, en todas partes no es así. Ellas son las responsables de una campaña gráfica que hemos lanzado en redes sociales y de las líneas que siguen a continuación:

Es abril y, en Sevilla, eso es sinónimo de fiestas y de que quedan pocos días “frescos” antes de que lleguen de golpe los 40 grados.

Es un mes de fiesta en Sevilla, sí. Y es que, de los 30 días que tiene el mes, más de 10 son de fiesta (que no festivos). Así que, entre jugar a la “búsqueda del tesoro” para encontrar los pasos de Semana Santa y verlos bien, buscar la flor y el mantoncillo a juego con el traje de flamenca y, lo más importante, hacer amigos para que te inviten a sus casetas en la feria a beber rebujito, el mes ni se siente. Pero sus cambios de clima sí que se notan. Un día puede hacer un calor sofocante y al otro día caer el diluvio universal, todo porque: en abril aguas mil”.

Todo lo que sucede durante el mes de abril, muchas veces nos hace pensar: en mi país no es así…

Por ejemplo, toparte con un nazareno por la noche mientras vas camino a casa, ¡vaya susto! Por otra parte, nos cuesta trabajo entender cómo es que se puede pagar desde unos 280€ hasta más de 1200€ por un traje de flamenca. No nos malinterpretéis, nos parecen preciosos y probablemente alquilemos uno para la feria, pero no deja de sorprendernos. Y ni hablar del tiempo tan loco, que ha sido culpable de algún que otro resfriado. Estas son cosas que no suceden en nuestros países, pero que nos parecen interesantes y únicas.

Si bien al principio es difícil entender las tradiciones sevillanas, estas no dejan de parecernos hermosas. Y aún no hemos conocido a un solo extranjero al que no le encante Sevilla. Porque como cantan Los del Río: “Sevilla tiene un color especial… Sevilla enamora al mundo por su manera de ser, por su calor, por sus ferias, Sevilla tuvo que ser”.

Definitivamente, pensamos que abril es el mejor mes para visitar Sevilla porque está lleno de color y es cuando más tradición y folclore se puede apreciar (y el calor aún no es del todo asfixiante).

Traje de flamenca

 Esta es solo una de las imágenes que hemos preparado, puedes ver el resto en nuestro Pinterest.

Así es como Brenda y Wendy ven a Sevilla en abril. ¿Qué crees que les queda por saber o vivir en la ciudad? Cuéntanoslo con el hashtag #AbrilenSevilla.

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies