Hoy en día el término “verde” no significa simplemente un color, ahora, cuando alguien menciona esa palabra solemos asociarla a la responsabilidad social o la conciencia ecológica y es que, desde hace varios años, empresas de todos los ámbitos se han esforzado por practicar y difundir la conservación del medio ambiente.

Pero, ¿por qué debería interesarme la conservación del medio ambiente? En los medios de comunicación no dejamos de ver y escuchar que la deforestación está acabando con los bosques o que la capa de ozono se ve seriamente amenazada por el uso excesivo de fungicidas y demás químicos… En definitiva, que nos estamos cargando el planeta. Es un problema que nos está afectando a todos directa o indirectamente y, por lo tanto, somos todos los que debemos intentar solucionarlo.

¿Qué puedo hacer yo para sumarme a esta iniciativa? No importa si se trata de una empresa dedicada a la fabricación de juguetes o un restaurante, todos podemos y debemos hacer algo. Google, por ejemplo,  lanzó un mouse ecológico fabricado de material plástico reciclado; Coca Cola, implementó la reforestación y restauración de 25.000 hectáreas y la siembra de 30 millones de árboles; en Starbucks, las servilletas se fabrican a partir de papel reciclado;  HP lanzó un sitio Web que monitorea los residuos que generamos y las emisiones de carbono (carbon footprint), con el fin de que se vean reducidas.

Anagrama Comunicación&Marketing también aporta su pequeño granito con sus acciones.  No sólo queremos causar impacto con este post, también queremos que la comunicación sea en sí misma más verde. ¿Cómo lo hacemos? Con el fin de minimizar el impacto negativo: en el caso de que haya material gráfico, siempre recomendamos utilizar papel que cumpla con certificaciones que garantizan el cumplimiento de requisitos ambientales como Cyclus Print; de igual modo, la tinta utilizada para las labores de impresión debe ser con base vegetal;  cuando nos trasladamos a un evento fuera de la ciudad, lo hacemos en coche compartido o en transporte público; las invitaciones a los eventos, siempre que sea posible, se realizan por vía electrónica, para evitar el papel; las estructuras de nuestras exposiciones suelen ser de cartón reciclado, no de plástico, siempre que nos lo permitan… Pero lo más importante es que trabajamos en colaboración con empresas que comparten esta conciencia ecológica.

Sabemos que vamos poco a poco, pero nos gustaría crear conciencia sobre esta realidad. Las empresas no sólo tienen una función económica, sino una responsabilidad social y ambiental.

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies