Ser una marca fuerte, creíble, perdurable y no quedar obsoleta. Son las principales metas por los que se lleva a cabo el branding de marca. Pero, ¿y si cambian las normas del juego? Alcanzar estos objetivos de manera eficaz, con una publicidad que, en muchos casos, ha llegado a rozar nuestro lado más emocional, con historias divertidas o atractivas, es algo a lo que estamos muy acostumbrados. Debido a la comunicación que llevan a cabo, sobre todo, las grandes marcas, el mercado se encuentra muy saturado. Es necesario buscar algo rompedor. Que permita reconocer la marca sin la necesidad de ser siquiera nombrada. Es eso en lo que consiste el Debranding.

¿Qué es el debranding?

Es un nuevo concepto de técnicas de comunicación. Surge como una propuesta adversa al branding. Consiste en retirar la marca de todos sus productos y servicios, para que no sea ese el contenido central. Presta toda la atención al consumidor. Llega incluso a posicionarlo en el lugar donde antes se encontraba el nombre de la marca.

Un claro ejemplo de este concepto es el caso de Coca-Cola. Sustituye su marca por los nombres de sus consumidores en todos sus envases.

El debranding de las marcas: Coca-Cola

¿Funciona?

Centrándonos en el caso de Coca-Cola podríamos decir que sí. La marca logró que el público compartiera su experiencia en las diferentes redes sociales. La campaña se viralizó en muy poco tiempo, debido a la obsesión social por la búsqueda de productos personalizados. Coca-cola eliminó el nombre de su marca para incluir el de personas comunes.

¿Qué objetivos persigue el debranding?

Consigue posicionar la voz de sus consumidores como la propia voz de la marca. Crea  una imagen de marca muy personal. Es por eso que prima, sobre todo, la calidad del producto, la durabilidad y el diseño. Esto hace que el producto se cargue de valores positivos ante sus consumidores. Restándole importancia al nombre de la marca. Se identifica a la marca través de otros valores, como el envase, el producto o los colores corporativos. Se centra la atención del consumidor en la calidad de lo que está adquiriendo, independientemente del nombre, el consumidor se siente orgulloso de la compra.

Esta propuesta de comunicación, solo puede realizarse durante una campaña en concreto. De lo contrario sería perjudicial para la marca.

Debranding, el futuro de las grandes marcas.

No han tardado en sumarse a esta estrategia grandes marcas reconocidas, como son Nutella .En los últimos años, han eliminado el nombre de marca de sus productos. En su lugar han añadido el de sus consumidores.

Esta campaña es muy parecida a la realizada por Coca-Cola, pero con la peculiaridad de que los productos de Nutella personalizados no se vendían en las superficies. La campaña se centró en su wed. De manera que los consumidores que quería adquirir un producto personalizado de la marca tenían que entrar en la web y solicitar las etiquetas con sus nombres. Así consiguieron que el producto pudiera hacerse más deseado, debido a la espera, y más personal al encargar uno mismo a la empresa su propia etiqueta y lo que ponía en ella.

El debranding de las marcas: Nutella

Pero no son estas las únicas marcas que se suman a esta tendencia. Muchas marcas han usado esta estrategia con el fin de sentirse marcas más amigables, y menos corporativas, dando cabida a una marca más personal.

Este es el caso de Starbucks. Lanzó una campaña en la que al entregar sus vasos estos incluían el logo de la empresa, pero en lugar de llevar la marca escrita, aparecía debajo el nombre del consumidor, además el nombre venía escrito a mano, lo que hacia la compra mucho más cercana y personal, acorde con los valores de la marca.

El debranding de las marcas: Starbucks

Algunas marcas personalizan sus productos además de incluir sus marcas, pero quedando esta en un segundo plano. Es el caso de la campaña que hizo Loewe con sus bolsos personalizados. En esta campaña las iniciales del consumidor son el centros de atención del producto, pasando el nombre de la marca a un lugar menos visible.

El debranding de las marcas: LV

Para llevar a cabo esta estrategia de comunicación es necesario ser una marca famosa y consolidada. Gozar de una identidad visual única que sea capaz de diferenciarnos del resto es imprescindible para llevarlo a cabo.

 

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies