El objetivo de toda campaña de sensibilización es informar sobre una realidad desconocida por buena parte de la sociedad pero, ¿cómo involucrar a las personas sobre cosas que suceden al otro lado del mundo? Fashion Revolution, con la ayuda de las agencias BBDO y UNIT9, nos presenta una innovadora manera de hacerlo. Gracias a una vending machine consiguen dar visibilidad a las condiciones de trabajo excesivamente injustas que imperan en algunos países y generar conciencia de esas desigualdades entre los consumidores.

En efecto, a través de esta acción de street marketing, la asociación Fashion Revolution se dirige directamente a los consumadores para hacerles ver qué es lo que se esconde tras la comercialización de la ropa barata. Y es que, el objetivo de esta ONG es del promover una “industria de la moda que valora a las personas, el medio ambiente, la creatividad y las ganancias en la misma medida”. Según esto, una de las misiones de Fashion Revolution es la de defender a los trabajadores de los países productores de ropa como Bangladesh, donde las condiciones de trabajo son injustas y semejantes a la explotación. En estos países, los trabajadores se enfrentan a jornadas de 16 horas y a un salario de 13 céntimos a la hora. A la vista de datos como estos, la asociación quiere arrojar luz sobre las ilegalidades de la industria y sobre la realidad a la que se enfrentan las personas que trabajan como mano de obra para ella.

Una buena manera de hacer partícipe al consumidor final sobre todo este entramado ha sido la de poner en marcha la particular vending machine que mencionábamos antes. Instalada en Berlín, ofrece la posibilidad de comprar camisetas a 2€ y, también, de conocer historias como la de Manisha, la persona responsable de la confección de estas prendas.

No te pierdas el vídeo de la campaña:

Ver la cara de quién ha producido la camiseta que acabamos de comprar y constatar cuáles son sus condiciones de trabajo permite a los consumidores tomar conciencia de la situación laboral que algunas personas viven al otro lado del mundo. Como acabamos de ver, y ya con conocimiento de causa, los protagonistas de esta campaña tienen la opción de comprar la camiseta o donar los 2€ que cuesta a Fashion Revolution para continuar su lucha contra la explotación. Los resultados son inapelables. Todos decidieron de donar el dinero.

Según Fashion Revolution, informar es la clave para luchar. Por eso, la campaña ha estado muy activa en redes sociales con los hashtags #WhoMadeMyClothes#FashRev.

Y tú, ¿qué hubieras hecho?

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies