¿Sabes qué día es hoy? Pues hoy celebramos el Día Internacional de la Paz. Desde Anagrama Comunicación reivindicamos la necesidad de la paz como concepto publicitario. Somos conscientes de la capacidad de influencia de la Publicidad. Por ello debe prevalecer este mensaje por encima de cualquier otro. Nosotros apostamos por la premisa de que tanto en la vida como en comunicación: “Make love, not war”.

Históricamente la Publicidad no solo se ha utilizado para promocionar productos y marcas, sino también para alentar a la guerra (entre otras muchas cosas). Otras veces, para fomentar la paz (en comparación, las que menos). Esto ocurría cuando era la Propaganda la que hacía uso de ella.  La Alemania Nazi o los Estados Unidos de la Segunda Guerra Mundial son ejemplos de ese uso de la comunicación.

Por otro lado, existen ONGs e instituciones que han llevado a cabo campañas, imitando claramente el estilo propagandístico, bajo el concepto de la Paz. La Publicidad Social por la paz también ha formado parte de la humanidad, aunque curiosa y desgraciadamente, siempre siendo menos relevante que aquella con fines bélicos. Recordamos más actos comunicativos de guerra que pacíficos.

La Publicidad como herramienta de Propaganda bélica

Publicidad en la Alemania Nazi

A lo largo de la historia, en la búsqueda de ese objetivo de potestad, la pareja Propaganda-Publicidad ha causado grandes impactos en la sociedad. También la Propaganda se alía con las Relaciones Públicas. Podemos recordar los grandes eventos que Goebbels preparaba a A. Hitler como transmisores de supremacía. ¿No sabes quién era Goebbels? Pues fue el ministro de ilustración gráfica y propaganda en la Alemania Nazi. Básicamente el Canciller solo expresaba lo que éste le preparaba.

Haremos una breve presentación de cuáles eran sus formas. El eje comunicativo que proponía al “Führer” se basaba en ensalzar el odio hacia a un enemigo. Fomentaba ese sentimiento usando la mentira, principalmente. Supo manejar la información de tal forma, que las masas creían fielmente lo que transmitía. Llegó a dejar para la historia esta sentencia: “Miente, miente, miente que algo quedará. Cuanto más grande sea una mentira, más gente la creerá”. Su objetivo: alentar a los ciudadanos a participar en la guerra fomentando el odio.

la paz como concepto publicitario

Ésta era la línea a seguir para demonizar al pueblo judío, para fomentar el odio hacia este colectivo.

la paz como concepto publicitario

En este caso, el mismo eje comunicativo. Esta vez contra el Comunismo.

la paz como concepto publicitario

Ejemplo de cartelería alentadora a la guerra mediante el ensalzamiento del sentimiento patriótico.

Los Estados Unidos y su comunicación en la II Guerra Mundial

La gran potencia americana, también se ha servido de la Propaganda con formato publicitario con fines de guerra. El país en donde “todo es más que en cualquier otro”, también la Propaganda tiene una gran importancia comunicativa. Siendo una potencia mundial, no podía ser de otra forma. ¿Quién no conoce al Tío Sam? El Tío Sam es el orgullo nacional de Estados Unidos personificado. Ese que señalaba con su dedo al pueblo norteamericano para decirle “Te quiero a ti para la Marina” (y claro, si lo dice el tito Sammy… ¡A la guerra!)

A diferencia de la Propaganda Nazi, la americana no hacía énfasis en el desprecio al enemigo, sino que solo ensalzaba el patriotismo. No llevaron a cabo la estrategia del chivo expiatorio. Veamos algunos ejemplos de carteles.

Más paz como concepto publicitario

En este cartel se alienta a comprar bonos de guerra. El Tío Sam se presenta como un verdadero dios.

Más paz como concepto publicitario

Otra de los bonos de guerra. Algo así como “para tener y mantener”

Más paz como concepto publicitario

¡Aquí tenemos el famoso dedo del Tío Sam!

¿Publicidad por la Paz? Siempre más y más.

Pues tras este breve repaso histórico, ejemplo de la cualidad persuasiva de la Publicidad, de esa capacidad movilizadora de grandes masas, ahora que tanta información de conflictos bélicos y terrorismo nos impacta, debemos destacar que existen marcas que abogan por la paz en su eje comunicativo. Es posible que guarde relación o no con la Responsabilidad Corporativa de la marca, la cosa es que, con fines comerciales, y no con objetivos de poder, la Publicidad copia el “discurso propagandístico”. Ese concepto en el que las marcas nos dicen “estamos a favor de la Paz” nos gusta muchísimo más que aquella que incitaba a la guerra.

La Paz como concepto publicitario

La Paz como concepto publicitario

La Paz como concepto publicitario

¿No crees que el formato publicitario es un gran arma para lanzar cualquier tipo de mensajes?  Pues hagamos el bien con este arma. Convirtámosla en un vehículo para comunicar Paz.

La Paz como concepto publicitario

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies