El crowdfunding es un método financiación colectiva. Un sistema que persigue la recaudación de recursos para un proyecto a través de una comunidad. Esta nueva estrategia de financiación rompe con los cánones tradicionales a la hora de buscar un mecenazgo para tu proyecto a través de bancos, franquicias, contactos, posibles socios… Con el crowdfunding serán tus clientes quienes financien de antemano la idea emprendedora que deseas explotar.

Modalidades de crowdfunding

Según el tipo de recompensa que ofrecerás a tus mecenas, observarás varias modalidades de crowdfunding:

  • Recompensa objetiva: los mecenas esperan una recompensa a cambio de su aportación. Es muy común cuando solo se proyecta el lanzamiento de un producto o servicio.
  • Acciones o participaciones: la inversión se realiza sobre un proyecto de empresa. Se trata de proyectos a medio y largo plazo y los mecenas adquieren participaciones o acciones de la inversión total.
  • Préstamos o crowdlending: se pacta un tipo de interés frente a los mecenas. Esta modalidad permite reducir el porcentaje que aplica la banca al solicitar préstamos. Es la opción que crea una comunidad más débil en cuanto al interés por los productos y servicios ofrecidos. El potencial de la idea es lo que prevalece en este tipo de mecenazgo.
  • Royalties: los mecenas esperan, tras la inversión, un retorno simbólico de los beneficios obtenidos por la empresa. Por tanto, es una modalidad mixta entre el crowdlending (porque el retorno es económico) y el crowdfunding basado en la recompensa.
  • Donaciones: son aportaciones económicas que se realizan sin esperar una contraprestación. Suelen tratarse de proyectos asociados a motivos solidarios.

 

Mejores plataformas de crowdfunding

¿Y plataformas para llevar a cabo tu proyecto empresarial? No te faltarán. Es una modalidad de financiación en auge y las posibilidades actuales no escasean. Te mostramos las más conocidas, además te recomendamos acudir a comparadores en internet si te convence más de una.

  1. Goteo: está especializada en proyectos que busquen un impacto social.
  2. Verkami: destacan los proyectos de crowdfunding de origen cultural y creativo.
  3. Crowdfunder: en vez de conseguir recompensas, según el nivel de aportación económica, se obtiene una participación en la propia compañía. Ojo, en esta plataforma pueden llegar a exigirse cantidades económicas muy superiores a otras alternativas.
  4. Ulule: es una de las plataformas más potentes de Europa. Su especialidad son los proyectos de ámbito creativo.
  5. Indiegogo: tiene la particularidad de que si no consigues alcanzar el presupuesto fijado, tu proyecto no se suspenderá y, por tanto, te será ingresado lo conseguido.
  6. Kickstarter: es competencia directa de Indiegogo. De carácter generalista y con millones de usuarios en su sitio web.
  7. Lánzanos: una particularidad de esta plataforma de crowdfunding es el requisito de que tu proyecto alcance una cifra en votos antes de que comience el proceso de inversión de los mecenas.
  8. Patreon: dirigido a creadores y divulgadores de cultura que comparten su contenido a internet de manera constante. Pueden ser ilustradores, diseñadores, escritores, músicos, podcasters y videoblogueros. Es una plataforma muy útil si ya se contaba con antelación con una buena cantidad de seguidores en las redes sociales.
  9. Crowdcube: la temática de sus proyectos son las nuevas tecnologías. Tiene la particularidad de permitirte llegar a ser inversor de empresas que ya están creadas.
  10. Kukumiku: es una plataforma enfocada a proyectos solidarios y acciones de carácter social.
  11. The Crowd Angel: su especialización son las startups y los proyectos de origen tecnológico en fase de despegue. El límite son 3000€.
  12. GoFundme: su objetivo son las inversiones en materia de salud personal y las acciones solidarias.
  13. Crowd Supply: es una plataforma de crowdfunding basada totalmente en la tecnología. Sus productos han tenido mucho éxito y supera en eficacia a sus competidores norteamericanos. Los criterios de calidad marcan la diferencia a la hora de conseguir la financiación; hay proyectos muy ambiciosos a nivel particular.
  14. Experiment: se trata de una plataforma de crowdfunding enfocada a proyectos de investigación científica.
  15. Chuffed: buena opción para aquellas ideas que aportan acciones similares a las ONG. De carácter social y solidario.

Y ahora, ¿qué?

Una vez que has escogido la mejor plataforma para tu idea, debes ponerte en marcha con la difusión del proyecto. Por tanto, debes aprovechar todas las herramientas que tengas a tu alcance para contar qué es lo que haces. Para conseguirlo, es necesario realizar un Plan de Comunicación que organice lo que haces y que te haga llegar a cuanta más gente, mejor. Usa las redes sociales, la participación en eventos, créale un site a tu proyecto… Haz todo lo posible para alcanzar tu objetivo.

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies