Cosas extrañas están ocurriendo en el mundo del marketing. Como ocurriera en el argumento de la famosa serie de Netflix: ha desaparecido un protagonista. Haciendo un paralelismo entre Stranger Things y el Marketing, tanto Will como el pack 4 Ps andan desubicados. A diferencia, en nuestra historia ya tenemos al culpable: las 4 Ms.

Desde hace más de cincuenta años, las cuatro variables primordiales del Marketing Mix han sido intocables. Producto, precio, distribución y promoción han sido base fundamental para cualquier estrategia. Es su traducción la que le dio nombre cuando Jerome McCarthy acuñó la combinación Product, Price, Place y Promotion. Cinco décadas en Comunicación es muchísimo tiempo. Durante todo ese tiempo, son muchas las cosas que han cambiado. La aparición de nuevas técnicas como el Marketing Digital y las diferentes formas de tecnología han forzado la adaptación por reinvención.

Es por ello que aparece un nuevo mix: las 4 Ms. Este se debe a las iniciales de las variables Mercancía, Mercado, Medios y Mensaje. Si bien es cierto que el precio y el producto siguen siendo fundamentales, la promoción y la distribución han variado mucho en su evolución. Desglosamos a continuación cada ítem.

 

diseno_del_producto

Mercancía

Actualmente el producto no es tal cual como era antes. Hoy día este lleva intrínsecos muchos valores añadidos que incorporan nuevos conceptos a su definición “marketiniana”. También este término se ha extrapolado hasta tal punto que ideas, servicios u organizaciones son considerados productos. Por tanto, para abarcar todo esto, ahora al producto se le denomina mercancía.

El primer paso de una estrategia va desde el nombre hasta su posicionamiento en la mente del consumidor, pasando por el precio y el tamaño.

 

dibujo-de-jonathan-notario

Mercado

Una variable de gran importancia: para saber el posicionamiento estratégico de nuestra mercancía es necesario saber la situación del mercado. Cómo actúen las competencias en el contexto mercantil, influye sobre nuestra manera de proceder. Para poder seguir definiendo una estrategia hacia el éxito, es necesario definir un mercado concreto. De este, se deben conocer todos los detalles para poder desenvolverse en el mismo de una forma efectiva y eficiente. Te suena eso de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, ¿verdad?

 

9imvdftf-8ofkadbgb6bzzl72ejkfbmt4t8yenimkbvaiqdb_rd1h6kmubwtcebj2

Medios

Vale, hemos superado los dos primeros pasos. Tenemos el “qué” y el “dónde”. Ahora nos toca decirle al mundo que estamos aquí. Es por ello que seleccionar una buena estrategia de medios juega un papel fundamental en este proceso. No siempre es bueno seleccionar una gran cantidad de medios por los que comunicar. Como dice el refrán: “quien mucho abarca, poco aprieta”. Se debe realizar un estudio para llevar a cabo una concreción comunicativa que nos lleve a alcanzar nuestros objetivos. Cada estrategia requiere de unos medios determinados dependiendo del producto y el público objetivo.

 

mensaje-en-una-botella

Mensaje

Consiste en expresar una sola idea a través de un medio concreto y centrada a un solo público es la mejor forma de rentabilizar los pasos previos. Esto no suele ocurrir, sin embargo es elemento básico para culminar toda la estrategia.

 

En definitiva, casi no existe algo que no varíe con el avance de las tecnologías. “O te subes al tren, o lo pierdes”, un concepto tan atemporal para unos tiempos que avanzan deprisa.

Estas cosas, sean extrañas o no, están ocurriendo.

Fuente: www.marketingdirecto.com

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies