La tecnología ha revolucionado por completo nuestras vidas. Cosas que antes parecían imposibles o sacadas de una película ahora son reales. La tecnología ha pasado de ser una herramienta que nos ayuda, a algo que necesitamos en nuestro día a día. ¿Te resulta familiar la aplicación de transporte de tu ciudad o la aplicación de mapas que utilizas para llegar a tu destino?

En el trabajo sucede lo mismo. Necesitamos de la tecnología para un mejor desarrollo de nuestras tareas. ¿Recuerdas cuando las notas de prensa se enviaban por fax y el Fichero de Altos Cargos para los eventos era realmente un fichero de cartón? ¿Y cuando el arte final se enviaba a imprenta por mensajero? No hace tanto de ello…

La tecnología está en todo lo que hacemos y mucho más en nuestro sector. Enumeremos algunos recursos o sistemas de trabajo que probablemente utilices y que parecían impensables hace menos de lo que crees:

  • Ordenador con Internet. ¿Cómo si no se trabaja? Si estás en una oficina, casi con total probabilidad dependes de él más que de tus piernas. ¿Imaginas entregar un Plan de Comunicación  escrito a máquina a un cliente? ¿Pero cómo hacían la investigación de gabinete sin Google? Pues que sepas que internet y el correo electrónico empezaron a popularizarse en las agencias hacia 1997.
  • Herramientas online o servidores compartidos. Ideales para que diferentes personas puedan trabajar a la vez en un documento o un proyecto. En una agencia es habitual que varias personas estén implicadas en un mismo proyecto e, incluso, en una misma tarea. En estos casos es fundamental disponer de herramientas online y, especialmente, de un servidor en el que alojar toda la documentación.
  • Videoconferencias. Son esenciales hoy en día para muchas empresas. ¿Qué pasa si un cliente potencial que está interesado en tu empresa se encuentra en el otro extremo del país? En el mejor de los casos podrás pagarte un billete a esa ciudad, pero la realidad es diferente porque no siempre se dispone de los recursos necesarios ni del tiempo. Es aquí cuando las videoconferencias salvan el día y ayudan a cerrar tratos.
  • Plataformas en línea. Estas nos permiten compartir archivos con otros usuarios y con otros dispositivos electrónicos, de una manera muy rápida y sencilla. Qué sería de nosotros cuando un cliente te envía una información que pesa demasiado para un email o cuando debemos enviar a imprenta un arte final, por ejemplo. En este caso, herramientas como WeTransfer o Dropbox nos salvan la vida.
  • Email. No podíamos dejarlo a un lado. Junto con el teléfono, el correo electrónico es la vía de comunicación más utilizada para estar en contacto con clientes y proveedores. Es básica para gestionar la actividad de la empresa. ¿Pero cómo lo hacían hace 20 años para organizar cualquier cosa? Pues lo hacían.
  • Teletrabajo. Permite trabajar a distancia, es decir, de forma no presencial. En este caso, se recurre al uso de los recursos mencionados anteriormente para poder funcionar. En la actualidad, es bastante común, ya sea entre empresas o si eres freelance. De hecho, ya se baraja como el futuro del trabajo.

Sin duda alguna, estas herramientas tecnológicas nos ayudan a estar mejor comunicados con el resto del mundo, tanto en el ámbito laboral como personal.

Te dejamos esta infografía sobre cómo la tecnología influye en el trabajo.

Infografía Tecnología

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies