Publicidad

Eficiencia creativa

Informar. Persuadir. Convencer.

 

Se dice que la publicidad es un acto de persuasión. También se ha dicho que la publicidad es el arte de convencer consumidores. Un proceso especifico de comunicación que de modo impersonal y masivo, da a conocer un producto.

 

¿Para qué te puede servir publicidad?

 

  • Para informar. ¡Está claro! La cuestión aquí es que seas capaz de hacer atractivo un determinado mensaje y de seleccionar el medio ideal para llegar a un receptor concreto.
  • Para persuadir. Y es que la información no es nada si no se acompaña de una llamada a la acción efectiva, que te permita lograr tus objetivos. De una idea básica, los publicistas somos capaces de desarrollar acciones increíbles. ¡Pero, oye, no somos magos, ni hipnotizadores!
  • Para que nos recuerden. Y realmente no es sencillo. Una marca quiere que se le recuerde por su anuncio, no sólo que se recuerde el anuncio. Se debe crear una cohesión entre mensaje y marca que aporte tanto un reconocimiento como recuerdo futuro. ¡Et voilà!

Estos objetivos constituyen el pilar básico de la eficacia publicitaria y fijarlos, definirlos desde el principio, se considera una de las etapas más importantes.

Estamos saturados de impactos publicitarios. Es por eso que el tuyo ha de ser el mejor para diferenciarse del resto. Hay que decirle al mundo “aquí estamos”, y si es de una forma súper atractiva, mejor.

En Anagrama Comunicación te ayudamos a que así sea. ¡Creatividad al poder!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies