Hoy vamos a imaginarnos en la siguiente situación: llegas al cine acompañado de amigos o de esa persona especial para ver una película.

Sí, la peli que has estado esperando durante más de un año a que salga. Llámese secuela, parte cuatro, “remake”, adaptación de un libro o, peor aún, la entrega final de una saga. Con unas ganas que te comen por dentro, solo quieres sentarte y disfrutar de cada minuto de la película.

Se apagan las luces, empieza a sonar la música y comienza la peli… cuando, de repente, escuchas a alguien sorbiendo su bebida ruidosamente. Piensas: “¡¿en serio?!”, así que respiras profundamente y tratas de ignorar el ruido. Pero, a los cinco minutos, escuchas justo detrás de ti a alguien comiendo palomitas de manera escandalosa y esto empieza a incomodarte porque tú solo quieres ver la película tranquilamente. También está esa persona que intenta abrir un caramelo con “cuidado” para no hacer tanto ruido y terminas escuchando el dichoso plastiquito durante 10 minutos.

Y, claro, no podía faltar aquella persona a la que le suena el móvil en mitad de la película. Y ya para colmo, la melodía que tienen no es que sea discreta. Qué va, es fiestera hasta decir basta. Basta porque suena en una de las escenas más tristes de la peli y porque, en lugar de colgar la llamada o salir de la sala a atenderla, deciden responden y hablar en voz alta para que toda la sala se entere de que debe llevar  tarta para la cena de mañana.

¿A qué esto te ha pasado más de una vez? O, peor aún, ¿eres culpable de haber hecho esto? La verdad es que resulta bastante molesto cuando cosas así suceden en el cine (y lo decimos con conocimiento de causa).

Coca Cola es la bebida que más se vende en la mayoría de cines. Justo en uno de ellos ha desarrollado una original acción de marketing de guerrilla (estrategias y técnicas de marketing, ejecutadas por medios no convencionales). Mira:

Si bien esta campaña se ha desarrollado en Dinamarca, también se debería o podría hacer en todos los cines del mundo. Anteriormente han sido las propias salas de cine las que han pedido a sus clientes que sean más respetuosos con el resto de personas que se encuentran en la sala. Sin embargo, la de Coca Cola es la primera campaña que hace que la gente sea parte de esa situación, lo cual ayuda a que el mensaje sea más claro y directo.

Así que, ya sabes, ten cuidado la próxima vez que vayas al cine. No vaya a ser que seas una de esas personas y acabes convirtiéndote en parte de una peli.

 También te puede interesar:
Marketing de guerrilla para el invierno.
Coca Cola celebra los 100 años de su botella de vidrio.
Coca Cola, siempre en busca de la felicidad.
– Coca Cola reúne a los protagonistas del “abrazo del alma”.
– Coca Cola, premiada por hacer los sueños realidad.
– Coca Cola y su homenaje a los bares en el día de San Bartolo.
– Coca Cola vuelve a dar el cambiazo, ahora en plena calle.
– Coca Cola, primer anuncio del 2014.
– Coca Cola y su taxi para evitar el sedentarismo.
– Coca Cola light renueva la imagen de sus envases.

 

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies