Vivimos en una sociedad súper moderna, reformada, renovada, que ha dejado  atrás aquella sociedad machista en la que solíamos vivir, o al menos, eso es lo que muchos creen. Por desgracia, el papel de la mujer en nuestra sociedad sigue estando subordinado al del hombre y, aunque muchos se tapen los ojos, la boca o las orejas, cual monito sabio japonés, el machismo sigue siendo una realidad evidente y perenne a día de hoy.

La publicidad consta de diferentes elementos y, por creencia popular, se ha bautizado a la imagen, hipnotizadora como ninguna, como su principal protagonista. Aún así, la exposición “Unbranded: A Century of White Women, 1905-2015”, de Hank Willis Thomas, nos recuerda que el texto juega un papel de suma importancia en la publicidad, siendo este el hilo conductor de los mensajes que queremos transmitir a nuestros consumidores, tornándose tan importante que, sin él, el significado de una campaña se puede transformar por completo hasta límites insospechados.

El artista y fotógrafo estadounidense Hank Willis Thomas, cuyos principales intereses son la cultura popular y la publicidad, nos da una lección con uno de sus últimos trabajos. Hank Willis ha dado un giro a diferentes campañas haciéndonos ver, por un lado, que el texto es fundamental en la publicidad y, por otro, lo fácil que es enmascarar el machismo. La exposición expone 100 campañas publicitarias comprendidas entre el año 1905 y 2015, a las que se les ha extraído el texto, y que reflejan que el machismo formaba y forma parte de manera intrínseca de nuestro día a día y del mundo que hemos creado.

Sin duda alguna, gracias a acciones como estas, que nos dan un baño de realidad inesperado y que nos hacen reflexionar y pensar sobre  el comportamiento de nuestra sociedad, podemos darnos cuenta de que vivimos en una especie de pecera sin darnos cuenta de ello, percibiendo tras el cristal una realidad paralela a la imaginada y aceptando y aplaudiendo, muchas veces sin saberlo, comportamientos como los que refleja la original exposición de Hank Willis Thomas.

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies