La publicidad a IKEA continuamente ensalza el valor de nuestro hogar. Nos vende sus productos, sí, pero hace que pensemos en ellos de una manera diferente. Los humaniza, hace que nos fijemos en detalles en los que probablemente nunca hemos reparado. Pero, sobre todo, reivindica las relaciones personales, todo lo que se cuece en torno a su mobiliario. Así nos lo vuelve a demostrar en su última campaña: “La vida es lo que pasa #AlrededorDeLaMesa”.

Cuánta razón tiene esta campaña. Las decisiones verdaderamente importantes se toman en una mesa, y no precisamente en la del Despacho Oval. “La vida es lo que pasa #AlrededorDeLaMesa” tiene menos de una semana de vida. Si hay una que perdura a lo largo del tiempo es “Bienvenido a la República independiente de tu casa”, un eslogan que nadie ha podido olvidar. Se lanzó en 2006 con un objetivo claro. IKEA se nos quería presentar no sólo como una marca de muebles y productos de decoración, sino como una marca emocional. Desde entonces, este ha sido el enfoque de su publicidad. Recordemos la de 2006, en la que se nos recordaba que en nuestro hogar podemos sentirnos libres de hacer lo que queramos, sin límites.

IKEA siempre ha buscado una manera de poner en valor nuestras casas con un toque gracioso y emocional. Gracias a este spot, que ilustra el verdadero poder decisorio del “rey” y de la “reina” de la casa, IKEA le ha dado a los hogares una vitalidad renovada y ha revindicado la libertad de hacer lo que queramos. ¿Sabías que las imágenes de este anuncio son de familias reales? Para ser exactos, filmaron a 21 familias en su vida diaria, dando lugar a un conjunto que desprende un auténtico ambiente familiar y simpático. Sin duda, una buena manera para que la marca pueda acercarse a sus consumidores.

Creado por la agencia SCPF, esta campaña fue un éxito. En primer lugar, a nivel publicitario, porque IKEA se hizo ese año con un León de bronce en el Festival de Cannes. Pero también, en cuanto a imagen de marca. Los consumidores conectaron con IKEA de la mejora manera posible. De hecho,  solicitaron los felpudos marcados con el eslogan “Bienvenido a la República independiente de tu casa” que aparecen en el anuncio. Esta acción es una verdadera prueba de la afección que los consumidores pueden sentir hacia una marca, gracias a la publicidad. Al principio, IKEA comenzó con una tirada de 20.000 unidades en tres idiomas: castellano, catalán y euskera. El producto recibió una excelente acogida por parte de los consumidores, con 15.000 unidades vendidas en sólo siete semanas.

Recuerda otros clásicos de la publicidad:

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies