El ser humano es emocional por naturaleza. Éstas le impulsan a realizar un determinado acto u otro. Le ayudan a crear de la nada cosas maravillosas. Le influyen a la hora de consumir.

Pues bien, esta premisa no es ajena al mundo de la comunicación.  Desde las agencias de publicidad se apuesta por generar la respuesta emocional que las diferencien de la competencia. Saben que el cliente necesita algo más que un producto, necesita que ese producto le emocione.

Pero, como en todo lo que se realiza en el mundo de la comunicación, los proyectos de este tipo deben basarse en una estrategia. Así, es preciso hacer un estudio del público al que se quiere llegar. Hay que descubrir cuál es su seña de identidad para alcanzar ese nivel de emoción que lo invite a la compra. Ante esto, podemos establecer dos aspectos que creemos clave a la hora de realizar este tipo de comunicación:

Acércate a una generación

Una canción, un personaje famoso, una imagen… A todos nos han marcado este tipo de cosas y es algo que podemos aprovechar a la hora de plantear una campaña. Seat, precisamente, recurrió a esta técnica en el spot que lanzó en 2010 para el modelo Ibiza.

Comprométete

Los problemas que sufre la sociedad son un punto desde el que partir para comunicar y empatizar con el público. No obstante, hay que tener mucho cuidado con estas campañas, ya que tocar temas delicados siempre es complicado. Una muestra maravillosa es la canción realizada por Will.i.am para la campaña presidencial de Obama de 2008.

 

Emocional > Racional

 

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies