Hay que ver lo que nos encantan las cosas gratis. Y si encima conocemos la marca y nos gusta, mejor que mejor. Este concepto es del que parte la última campaña de Mikado que, en pleno centro comercial en Francia, ha instalado una máquina de vending a partir de la cual los allí presentes se pueden agenciar la merienda. Pero…, ¿ a cambio de qué? Porque lo gratuito gusta, pero que nos comprometan ya no tanto. Ahí ya nos entra vergüenza.

La siguiente acción tiene como objetivo poner a prueba a la gente. Se acabó eso del “veni, vidi, vinci”. Aquí, para ganarse una ración de dulce, hay que pasar una serie de pruebas. Una vez en el stand de Mikado, y pulsando con entusiasmo el botón que proporcionará a la “víctima” en cuestión la cajita de este producto, ésta se encuentra con la sorpresa de que una trampilla le hace caer al vacío. Para cuando se da cuenta, está en una escena totalmente surrealista que le hará enfrentarse a situaciones de lo más extrañas. Y todo mientras el resto de ciudadanos no pierde detalle gracias a una pantalla gigante.

Tranquilos, no queríamos alarmaros y que vierais a partir de ahora las acciones de street-marketing desde la desconfianza. Los que caen en esta trampilla no son más que cebos con los que cuenta la marca para que la acción sea todo un éxito. Si no, juzgad por vosotros mismos esta campaña interactiva, por cierto, que podemos disfrutar al máximo en Youtube.

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies