Todos sabemos la saturación que sufre el consumidor a la hora de exponerse a la publicidad. La sociedad esta tan acostumbrada a ver anuncios que ya casi ni los perciben. El sector publicitario ha  tenido que desarrollar nuevas técnicas para hacer al consumidor más sensible. Una de ellas es la publicidad programática.

Desde la llegada de Internet, hemos visto como nuestra vida cotidiana ha ido cambiando. Ya apenas utilizamos los mapas, el teléfono fijo y los dispositivos para escuchar música. Pero, ¿qué nos ha llevado a esto? Es una pregunta que las generaciones más jóvenes no podrán comprender.

Internet ha revolucionado el mundo de la publicidad. Hoy en día se considera publicidad en Internet como algo que molesta, que interrumpe nuestro tiempo de navegación. En la actualidad, una persona pasa una media de 4 horas conectada a Internet. Esto nos hace pensar, ¿por qué no utilizamos este tiempo de una forma que beneficie tanto al consumidor como a nuestra empresa? De ahí nace la publicidad programática.

¿Qué es la publicidad programática?

Publicidad programática es un proceso en el que el anunciante compra los espacios donde va a volcar su publicidad en tiempo real. Se realiza mediante pujas (RTB o Real-time Bidding) a través de distintos actores que participan en diferentes momentos de este proceso. Los más destacados son: los Ad Exchanges, Demand Side Platforms (DSP’s), los Data Partners, los Trading Desk y los Sell Side Platforms (SSP’s). Cada uno de ellos tiene una función, desde hacer de intermediarios entre agencia de medios y anunciante, hasta facilitar al anunciante los datos necesarios para que identifiquen dónde se encuentra su público objetivo.

Pero, ¿para qué sirve este tipo de publicidad? La respuesta se va dando conforme se va conociendo las necesidades del anunciante. ¿Nunca te has preguntado por qué mientras navegas por Internet te aparecen productos por los que estás interesado? ¿Cómo es posible que acierten en aquello que es importante para ti? Esto se debe a la gran capacidad que tiene este sistema de segmentar a los públicos.

Esto es beneficioso tanto para el anunciante, como para el consumidor. Para el anunciante supone un ahorro de capital, asegurando que su mensaje llega a la persona adecuada en el momento adecuado. Para el consumidor supone ahorro de tiempo y de energía. Como ya se ha comentado anteriormente, el consumidor esta sobreestimulado. De ésta forma no se siente tan forzado a ver anuncios que, en su gran mayoría, no le interesan. Solo se expone a lo que realmente necesita.

Pongamos un ejemplo: una marca de ropa de mujer busca a mujeres de unos 35 años, que vivan en Sevilla, interesadas por la moda y las tendencias de los últimos desfiles para ofrecerles un producto nuevo. Unos zapatos que sirven para la noche y el día y que son igual de cómodos que unas zapatillas de deporte.

De esta forma el anunciante puede seleccionar un espacio que coincida con el nivel de audiencia que buscan.

Ventajas de utilizar la publicidad programática

Una de las ventajas más interesantes es la oportunidad de personalizar los anuncios. Se pueden diseñar diferentes versiones de un anuncio dependiendo de la audiencia y del lugar en el que se encuentre. Esto abre una ventana a un gran número de oportunidades creativas que aún están por descubrirse.

Los espacios digitales se pueden comprar según los soportes bajo demanda. Se aprovechan la necesidad de la empresa para cumplir su objetivo principal de campaña. De esta forma, todas las pujas se hacen en el momento justo. Esto se convierte en una oportunidad, ya que no hay precio establecido, ni limitación en cuanto impresiones.

Esto se convierte en tiempo. Las pujas son rápidas, lo que permite a los anunciantes el acceso a miles de oportunidades al día para pujar y comprar espacios publicitarios.

Los anunciantes pueden planificar en tiempo real para conseguir que su audiencia sea efectiva. Y, a su vez, se pueden convertir en audiencias de alto rendimiento a gran escala. Esto se debe a la gran cantidad de datos que se pueden combinar.

Publicidad programática

Permite medir en tiempo real cada impresión, lo que la convierte en una herramienta de actualidad inmediata. Además, se pueden hacer cambios en la campaña sobre la marcha.

Y la más importante para la empresa y para el consumidor, el feedback. Utilizando adecuadamente el Big Data, los anunciantes conocerán mejor a su cliente ideal.

Compra programática

IAB Spain es la asociación que representa el sector de la publicidad en los medios digitales en España. Junto con la agencia de Performance Contversion han actualizado recientemente el Ecosistema de compra programática para facilitar la comprensión de este sistema de compra en tiempo real.

Ecosistema de compra programática

Con este proceso hacemos que el consumidor reciba impactos, pero que no se sienta saturado, ya que son efectivos. El contenido de los anuncios está mucho más enfocado a los intereses de la audiencia. Y esta se comporta de una forma mucho más receptiva. Existen otras muchas formas de hacer publicidad por Internet, pero sin duda la publicidad programática está en pleno auge. Solo nos queda observar si en los próximos años ocupará el primer lugar en el ranking de compra en publicidad online ranking de compra en publicidad online.

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies