Muchas veces estamos viendo un vídeo emotivo, emocional, y para nuestra sorpresa al final resulta ser publicidad. ¿Te ha pasado alguna vez? Ese final inesperado al descubrir que ese vídeo o corto tan bonito era publicidad. Pues eso es nada más y nada menos que el storytelling, el arte de contar historias. Es un recurso que se usa mucho en publicidad, y suele ir de la mano del branded content.

Como su nombre indica, storytelling es contar historias. Las marcas crean una historia para sumergir al consumidor en su universo. No buscan de forma evidente venderte el producto, buscan enseñarte los valores que promueven. Usan la publicidad puramente emocional y de manera indirecta. Mediante las emociones que te genera te involucra en la historia, te hace parte de ella. Se acaba consiguiendo un vínculo emocional con la marca; de esta manera involucramos a la marca en nuestra vida y rutina.

Storytelling, el arte de contar historias

Beneficios de usar el storytelling

El storytelling tiene múltiples beneficios, a parte de hacer la publicidad de otra manera.

  • Poco a poco vas generando confianza en tus consumidores. Les estás mostrando un lado más personal de tu marca; eso gusta mucho a la gente, que vea que la marca se involucra.
  • A todos nos gusta una buena historia. Y más si nos hace soltar la lagrimita. Además, son más fáciles de recordar y de explicar a la gente.
  • Puedes sacar tu lado más creativo. La imaginación no tiene límites, y puedes crear la historia que quieras. Puedes estar viendo un vídeo de un matrimonio con un niño pequeño cuidándolo y que el producto sea pomada para la espalda. En el storytelling todo vale, con tal de que relacione con tu marca.
  • Como se hace de manera indirecta, la gente no lo percibe como publicidad invasiva. Son muchos los que incluso buscan esos anuncios en internet para volverlos a ver.
  • El formato de storytelling es uno de los mejores en esta nueva era digital. Se adapta muy bien con el target. Además, es de las mejores maneras de transmitir nuestros valores de marca. Puedes aumentar notablemente tu comunidad de marca, o llegar a ser una lovebrand. 

Ejemplos de storytelling

Seguro que recuerdas varios anuncios de este formato. Son muchas las marcas que han hecho al menos un anuncio así.

Casa Tarradellas

En 2011 Casa Tarradellas hizo este precioso storytelling. Te hace trasportarte a la naturaleza, al campo, a la familia. Suelen seguir ese estilo en sus anuncios.

 

Ikea

Ikea es una marca que recurre mucho a este formato. Son muchos los anuncios que hace así, y la verdad que te acaban conquistando. ¿No te dieron ganas de tener una terraza?

 

Campofrío

La marca española conoce perfectamente a su público. Sabe perfectamente qué hacer para emocionarnos siempre, ya sea riendo o llorando. Este anuncio navideño de 2012 conquistó a todos, y difícilmente se olvidará.

 

Otra joya de Campofrío, que ha sido además merecedora de numerosos premios, ha sido este film publicitario creado por McCann Erickson llamado “4 sentidos”.

McDonald’s

La franquicia americana ha ido cambiando poco a poco el estilo de su publicidad. Ha creado spots tan maravillosos como este de 2013 llamado “Cuenta conmigo”.

Coca Cola

La marca de la felicidad por excelencia. Coca Cola lleva muchos años sin hacer publicidad convencional; sólo nos transmiten sus mensajes: “destapa la felicidad”, “taste the feeling”.

Cómo hacer un buen storytelling

Para que sea efectivo, un storytelling tiene que seguir una serie de pasos. No basta simplemente con hacer un vídeo que nos emicione si no tiene nada que ver con la marca. Las claves son las siguientes:

  • Tener claro el eje. Antes de ponerte a grabar nada hay que estructurar la idea. Tómate tu tiempo en pensar bien la idea, buscar el eje más adecuado y acorde a la marca. Teniendo bien marcado el objetivo es después mucho más fácil desarrollar la idea.
  • Usa símbolos que se relacionen con tu marca y target. Usa los colores y los símbolos que se relacionen con tu marca. Todo lo que te haga recordar a ella de manera indirecta. Por ejemplo, el rojo y blanco nos puede evocar a Coca Cola y una persona haciendo deporte a Nike. Busca qué cosas relaciona tu target contigo y úsalo en tu vídeo. No hace falta ni que salga el producto si consigues evocar bien la marca.
  • Sigue una estructura clara en tu vídeo. Introducción de la historia, desarrollo de la misma, el nudo y el fin. Tiene que tener una buena estructura porque si no puede no entenderse. Y no es lo que queremos conseguir.
  • Ten encuenta el factor sorpresa. Para que la historia conecte con tu público, debe sorprender.

Tienes que tener clara la estructura para un buen desarrollo

  • Usa personajes reales. Si escoges un persona real, de la vida cotidiana, es más fácil que la gente empatice con él. No es lo mismo coger a un superhéroe que a una familia real; ellos sienten y padecen lo mismo que tú. Puedes generar un vínculo verdadero del target con tu personaje.
  • Introduce elementos personales. La vida personal de la gente siempre interesa, y lo mismo pasa con tu marca. Si sacas el lado más humano y personal de la marca triunfas. Es la estrategia que emplea Campofrío; te enseña ese lado humano que se preocupa por ti y te enternece.
  • Valores de marca. Cada marca y empresa tiene unos valores que transmite. Volvo: seguridad; Nike: superación; Apple: innovación. Transmite tus valores en tu storytelling, consigue que tu target forme parte de tu universo de marca.
  • Emociones, no venta. Hay que cambiar el chip con el storytelling. Como dijimos antes el objetivo es conquistar, no vender (por supuesto, quien conquista vende). Emociónales y conseguirás mucho más de tu target. Conecta con ellos y conseguirás ser algo más que una marca para ellos.

¿Te apuntas?

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies