Este domingo, 1 de febrero, se celebra una nueva edición de la Super Bowl. Sin duda, el evento deportivo del año en Estados Unidos, que este 2015 cuenta con la participación de Katy Perry como artista invitada.

Pero la Super Bowl es más que deporte. Año tras año, este evento mantiene pegados a la pequeña pantalla a millones de espectadores. Representa la oportunidad perfecta para anunciarse. De hecho, tan destacado es el impacto publicitario que se consigue durante este evento que las grandes marcas incluso compiten por ostentar el mejor patrocinio o anuncio. Y hablamos de grandes compañías porque se precisa una elevada inversión para insertar un anuncio durante la final. Por ejemplo, en 2014 se llegaron a pagar hasta cuatro millones de dólares por 30 segundos.

Posibilidades de inversión aparte, también se palpa una clara competencia entre marcas en cuanto a creatividad. Todos quieren que su spot destaque y sea el más recordado. No importa el motivo: ser el más original, el más inspiracional, el más emotivo o, incluso, el más polémico. Con respecto al último punto, ya parece haber un ganador. Estos últimos días se está hablando mucho de la marca de hamburguesas Carl’s Jr., cuya campaña ha sido tildada de extremadamente sexista, aunque repiten fórmula desde hace varios años. Ya sean las protagonistas Paris Hilton, Kate Upton o este año Charlotte McKinney, la marca de hamburguesas las presenta en una actitud sugerente, provocativa, mientras comen una hamburguesa. Sea como fuere, días antes de celebrarse la Super Bowl, el spot ya supera los cinco millones de visitas en YouTube.

En cuanto a originalidad, una de las campañas que más nos ha llamado la atención nos la trae la marca de cervezas Bud Light. Y es que han decidido montar un Pacman, o “comecocos”, a tamaño real. En una acción “con cámara oculta” nos muestran a un joven al que invitan a conseguir una cerveza gratis a cambio de su colaboración. Es, entonces, cuando le llevan a las instalaciones donde han recreado una versión perfecta del mítico juego arcade y al que tendrá que jugar para conseguir su preciado premio.

Montaje, iluminación, ambiente… Eso sin olvidar la música y los fantasmas y frutas que caracterizan a este juego. Todo se ha dispuesto de la mejor manera para conseguir que sintamos envidia hacia el protagonista de este spot. ¿Echamos una partida?

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies