Desde 1883, El Almendro se ha impuesto como la marca de referencia en la industria del turrón. En ello tiene mucho que ver el modo en el que se comunica con sus consumidores. Tradicionalmente, siempre se ha dicho que la Navidad no empieza oficialmente hasta que no se emite el anuncio de El Almendro. A nivel de comunicación,  las campañas de publicidad de esta marca se han apoyado desde sus orígenes en el reencuentro familiar por Navidad. Y es cierto. No importa dónde estemos, en esta época siempre vamos allá donde se encuentra nuestra familia.

Precisamente de esta realidad surge un eslogan que ha pasado a la historia de la publicidad española: “Vuelve a casa por Navidad”. Reúne todos los valores importantes para El Almendro: felicidad,  prosperidadfiestas en familia. Cómo no, en un ambiente en el que no pueden faltar los turrones El Almendro.

Considerado uno de los anuncios más famosos de las últimas décadas en nuestro país, la melodía de “Vuelve a casa por Navidad” marca el principio de estas fiestas. Sin esta canción, la Navidad no puede empezar. En su publicidad, El Almendro juega con nuestra vena sensible, con personajes y situaciones con las que cualquier consumidor se puede identificar fácilmente. Además, tienen un papel importante la música y el escenario final, que suele presentarnos una reunión familiar.

¿Recuerdas el primer anuncio de El Almendro?

Los escenarios que la marca escoge para contar sus historias son siempre muy similares. En el que os mostramos a continuación, que se convirtió en un verdadero éxito en los 80, volvemos a encontrar una estación de tren. Escenario que propicia el encuentro de una hija y su padre, que había pasado una temporada embarcado.

En 2010, El Almendro nos mostraba multitud de imágenes de familiares que se reencontraban en un aeropuerto. Sin duda, una realidad que cada vez nos toca más de cerca.

Este 2016 han lanzado una primera campaña donde regalan un viaje a casa. Subiendo un vídeo original entras en un concurso para Volver a Casa por Navidad. De esta manera siguen usando su famoso eslogan, integrándolo en la campaña.

Y por supuesto, su spot oficial de este año sigue la línea. Un chico joven que trabaja fuera vuelve a casa por navidad gracias a El Almendro. Es una estampa que siempre nos toca la fibra sensible. Integran perfectamente la marca con ese sentimiento navideño de tener a la familia reunida.

Como vemos, esta marca ha conservado con el paso del tiempo los mismos elementos en su comunicación, elementos que importan mucho a los españoles. Por eso, el nivel de empatía entre la marca y el público es alto. Para muchos españoles, El Almendro es el turrón que debe estar presente en su mesa en Navidad. Nos encontramos, pues, ante un claro ejemplo de una marca que sabe sacar el máximo partido a su comunicación.

Recuerda otros clásicos de la publicidad:

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies