¿Qué es el social commerce?

El  social commerce, o intercambio de opiniones sobre un producto o servicio antes de llevar a cabo una compra online, tiene cada vez más peso antes de tomar la decisión.

El social commerce convierte la compra online en un proceso más social y personalizado. En él se tienen en cuenta las valoraciones de productos, recomendaciones de usuarios, herramientas de compra social, aplicaciones sociales y social advertising.

Comentarios en internet

Los comentarios de otros usuarios son el factor que más influye a la hora de tomar una decisión de compra en Internet. Es muy influyente la opinión de otro usuario que ya ha pasado por el proceso de comprar del mismo producto. Una web con buenos comentarios sobre sus productos o su atención al cliente da una gran tranquilidad al usuario que aún no tiene claro si llevar a cabo o no la acción de compra. De otra forma, comentarios negativos en la página web pueden generar grandes pérdidas a la marca.

En el caso de los comentarios negativos, no hay que obsesionarse. Un mismo producto o servicio puede no gustar a todo el mundo. Por lo tanto, si la mayoría de críticas son positivas, a pesar de tener algún que otro comentario negativo, los consumidores lo posicionarán bien. Aunque es importante evitar las críticas, los usuarios saben que esto es algo imposible. En su mayoría no se dejan llevar por críticas negativas si las positivas las superan en número.

Lo que sí que es fundamental, es saber responder y gestionar bien esos comentarios negativos, evitando la confrontación y desde la verdad del producto o servicio.

¿Ventajas que aporta el social commerce a la acción de compra?

Posee posibilidades ilimitadas para cualquier tipo de negocio. Pueden establecer dinámicas multicanal para interactuar con los usuarios, y que estos tomen la decisión de compra.

Esta modalidad conlleva un componente experimental y social para las marcas. Fomenta la interacción entre los consumidores y personaliza la oferta.

La agilidad de la compra también es mayor. Esto depende en gran medida de quién nos haga la recomendación. Cuando una persona cercana adquiere un producto o servicio, y lo recomienda, el precio, la calidad, y los elementos racionales disminuyen su importancia de manera notable a la hora de tomar la decisión .

Es importante que desde el perfil oficial de la marca en redes sociales se ayude a la gente y se resuelvan dudas de forma ágil.

Competencia.

El social commerce implica implica enfrentarte a tu competencia.Sabemos que el consumidor busca informarse sobre el producto o servicio y, por lo tanto, lo compara con la competencia. Los usuarios van a analizar sus opciones de compra. Buscan algún beneficio que les haga inclinar la balanza, una promoción, una oferta… Al saber que la marca va a ser comparada, se debe ser persuasivo e interesante para enganchar al usuario.

¿Qué factores influyen a la hora de realizar una compra online?

Según los estudios realizados, el 62% de los usuarios lee comentarios en la red. Un 49% mira la página de la competencia y los sitios de comparación de precios. Además, el 7% recurre a las redes sociales para buscar recomendaciones.

Aún son pocas las organizaciones que apuestan por esta forma de entender el comercio online. Sin embargo, las marcas capaces de integrar de manera efectiva el componente social dentro de su proceso de venta online conseguirán crear canales más relevantes para el consumidor. Y más rentables para su marca.

 

 

 

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies