Todos somos vulnerables a que nos roben la cuenta de nuestras redes sociales, y las marcas no son una excepción. Es más, son el blanco perfecto por la visibilidad que poseen. Burger King también.

Durante el día de ayer, Burger King sufrió este problema con su cuenta de Twitter. Todo empezó al mediodía del lunes 18 (hora del este de EE. UU.), cuando la imagen en la red social de esta compañía de comida rápida se cambió por la del logotipo de McDonald’s. A partir de ese momento se emitieron una serie de tweets racistas y obscenos y se hicieron retweets a personas que se burlaban del suceso.

Todo esto nos lleva a preguntarnos si la gestión de Twitter en este momento fue la acertada. ¿Cómo puede una red social de este tamaño tener un tiempo de reacción tan lento?, ¿debería Twitter replantear su seguridad? Y, por último, visto el “éxito” con respecto a seguidores y menciones, ¿creéis que se convertirá todo esto en una nueva “acción estratégica” a aplicar en redes sociales?

 

Quizás te pueda interesar: Mercadona, crisis cosmética y de comunicación.

Si te gustó, no dejes de leer...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies